De acuerdo a un nuevo estudio realizado por el equipo de investigadores de la Universidad de Toronto, los cannabinoides podrían ayudar a pacientes con síndrome de Tourette a manejar mejor  sus síntomas.

El síndrome de Tourette es un trastorno neurológico caracterizado por vocalizaciones y movimientos repetitivos e involuntarios denominados tics. Normalmente se perciben desde la niñez, pueden llegar a ser crónicos y durar toda la vida. No hay una cura para este trastorno que afecta a aproximadamente 200.000 estadounidenses y que a menudo conlleva a la hiperactividad, problemas en el aprendizaje, depresión y ansiedad.

En un estudio reciente, publicado en el Journal of Neuropsychiatry and Clinical Neuroscience, en el que, 19 adultos con este síndrome fueron monitoreados y evaluados para examinar la seguridad y la eficacia de un tratamiento con cannabinoides.

Los investigadores concluyeron que “todos los pacientes experimentaron un alivio significativo de los síntomas obsesivo-compulsivos, impulsividad, ansiedad, irritabilidad y estallidos de furia. Dieciocho de ellos reportaron un 60 % de disminución en la intensidad de sus tics. Además, los investigadores señalaron que los cannabinoides fueron “generalmente bien tolerados”.

En general, los participantes experimentaron mejoras sustanciales en sus síntomas. Esto es particularmente sorprendente dado que la mayoría de los participantes habían fallado al menos una prueba anti-tics previamente.

El equipo de investigadores cree que los beneficios del tratamiento de los cannabinoides para el síndrome de Tourette tienen que ver con su interacción con los receptores cannabinoides del sistema  endocannabinoide.

El receptor CB1 en particular, apoya la regulación del sistema nervioso central y ha sido relacionado con la patología de los trastornos.